PRÉSTAMOS CON EL COCHE CÓMO AVAL

EMPEÑO DE COCHES CON EL VEHÍCULO COMO GARANTÍA

Si tienes un vehículo en propiedad (por ejemplo un coche) debes saber que lo puedes usar como aval para pedir un préstamo o un crédito rápido.

No se trata de que lo entregues o empeñes exactamente. Se trata de ponerlo como garantía de que pagarás el préstamo. En el caso poco probable de que no lo pagases, es cuando lo entregarías.

Tener un coche como garantía del préstamo te permite acceder al dinero de forma sencilla y rápida. Puedes conseguir cantidades de a partir de 1.000 euros. Además, con un aval de calidad como el coche, no importa que no cumplas otros requisitos, como estar en ASNEF por ejemplo.

Echa un vistazo a las ofertas de empeños de coche y compara las condiciones. Puede que hayas dado con la solución perfecta para conseguir liquidez.

Entidad Importe máximo Condiciones
% valor vehículo y perfil cliente
  • 36 meses
  • No importa ASNEF
Ver
10.000 €
  • Pago mensual
  • No importa ASNEF
Ver
% valor vehículo y perfil cliente
  • Pago mensual
  • No importa ASNEF
Ver

Tener un buen aval siempre es una buena garantía a la hora de pedir un préstamo. No obstante, no debes olvidar que, si no devuelves el préstamo en las condiciones establecidas, tendrás que entregar el coche que has señalado como aval. Para que esto no suceda, piensa en una cantidad y un plazo de devolución realistas. Pide solo el dinero que necesites y devuélvelo en plazos que te resulten cómodos. Son algunas de las claves para que soluciones tu situación y conserves tu aval.

Contratar un préstamo con el coche como aval no es gratuito. Normalmente, todos los préstamos tienen intereses. Es decir, al final del préstamo tendrás que haber devuelto todo el dinero y además haber pagado un plus. Poner el coche como aval no te exime de pagar intereses, pero te ayuda a conseguir un préstamo con mejores condiciones: mejores plazos, mejores intereses y de forma más rápida.

En algunos casos, las condiciones para con el vehículo son cambiantes. Por ejemplo, si necesitas más dinero, es posible que puedas ceder el vehículo en alquiler (en alquiler constante o esporádico) para así conseguir más capital. Esta es una forma de sacarle más partido al coche, especialmente útil si no lo usas muy a menudo. Lo importante es que compares las condiciones de cada préstamo y escojas el préstamo que mejor se adapte a ti.

CONSEGUIR CRÉDITO POR TU COCHE

Aunque ya hemos dicho que, si pones tu coche como aval, puedes conseguir mejores condiciones, es posible que te preguntes cuánto dinero puedes conseguir al empeñar el vehículo.

No existe una cifra exacta. Como norma general, una entidad de crédito puede darte hasta un 80% del valor de tasación de tu vehículo. Dependiendo del valor de tasación de tu vehículo, podrás conseguir más o menos capital.

Requisitos para usar el coche como aval

Exceptuando la norma de los 10 años de longevidad del coche, no es muy complejo poner el coche como aval. Estos son algunos de los requisitos exigidos por las compañías de crédito.

  • Ser titular del vehículo. Debes tener el vehículo en propiedad y a tu nombre.
  • Sin cargas. Tienes que haber terminado de pagar el coche. Si lo has comprado con un préstamo y todavía no lo has pagado, el coche todavía no es tuyo en propiedad.
  • En regla. Toda la documentación relativa al vehículo debe estar al día y en regla.
  • Menos de 10 años. Si el coche tiene más de 10 años, es posible que no te sirva para usarlo como aval. La razón es que el valor de tasación sería bajo y el capital a prestar no sería suficiente.

Mejorar las condiciones del préstamo con el coche como aval

Poner el coche como aval (una especie de empeño de coche) nos consigue mejores condiciones. Puedes acceder a más liquidez, con unos intereses más competitivos.

En cuanto al capital, puedes conseguir sobre un 80% del valor de tasación del coche. Si el vehículo tiene, por ejemplo, un valor de tasación de 20.000 euros, podrás obtener una liquidez de hasta 16.000 euros. Como ves, las cifras son mucho mejores que en los créditos rápidos sin aval.

Por otro lado, los plazos también mejoran. Puedes conseguir un plazo de devolución de entre 1 y 5 años. Un tiempo más que razonable para devolver el dinero que pidas.

Por último, el precio del préstamo también se reduce. Con el coche empeñado o como aval, puedes conseguir un tipo de interés de entre el 8% y 20% TAE.

DINERO POR TU COCHE

Si necesitas dinero y no puedes pedir un préstamo bancario, hay otras formas de conseguir liquidez de forma segura y con buenas condiciones. Poner el coche como aval es una forma práctica y muy segura. Te explicamos el proceso.

Cómo solicitar un préstamo con el coche como aval

Lo primero que debes hacer es una pequeña comparativa de distintas ofertas. Hay muchas compañías que dan condiciones distintas y es importante que escojas lo que a ti te venga mejor. Al tener el coche como garantía, tienes más posibilidades de mejorar tu préstamo. ¡Aprovéchalas!

Cuando hayas dado con la entidad que más te convence, solo tienes que solicitarlo. El proceso es online, así que lo puede hacer desde la comodidad de tu casa.

Normalmente, tendremos que rellenar un formulario. Te pedirán datos relativos a tu persona y al vehículo: marca, modelo, año, kilometraje, etc.

En cuanto a tus datos, es normal que te pidan datos financieros y personales. Por ejemplo: justificación de ingresos (nómina, prestación por desempleo, pensión, etc.), datos personales, número de cuenta bancaria, etc.

Cuando hayas hecho este trámite, un agente te llamará para negociar las condiciones de tu préstamo. Al haber hecho la comparación, ya tendrás las claves para pedir un préstamo acorde a lo que necesitas.

Una vez lleguemos a un acuerdo con el agente, se procede a firmar el contrato. Fíjate en que lo comprendas todo y lee la letra pequeña. Al firmarlo, recibirás el dinero que hayas acordado en el número de cuenta que hayas dado.

¿DONDE PODEMOS EMPEÑAR EL COCHE SIN ENTREGARLO?

Hay montones de compañías de crédito que te ofrecen unas buenas condiciones si pones el coche como aval. Muchas operan online, por lo que su contratación y gestión es más rápida y sencilla. Estas son algunas de las entidades que dan mejores condiciones dando tu coche como garantía e incluso sin tener que dejarlo en depósito.

Crédito Cantidad máxima y plazo Condiciones
300 €
30 días
Ver