IBAN: ¿qué es y para qué sirve?

El IBAN es un número de cuenta bancaria internacional individual, en sus siglas en inglés International Bank Account Number, es un sistema internacional desarrollado para identificar una cuenta bancaria en el extranjero. Este código ha sustituido al código básico de cuenta bancaria (BBAN) y actualmente no excede los 34 caracteres.

En España el IBAN está conformado por 24 caracteres: 2 letras que identifican el país (ES), 2 dígitos de control y 20 dígitos del código tradicional de la cuenta bancaria. La longitud del mismo varía dependiendo del país.

El IBAN fue desarrollado para facilitar pagos dentro del Unión Europea, para hacer transferencias, domiciliar recibos o realizar cualquier otra operación bancaria.. Este identificador único ayuda a los bancos a procesar los pagos de una persona a otra de manera automática, facilitando así el control de cobros y pagos entre distintos países.

En aras de una integración europea, en 2014 se creó la Zona Única de Pagos en Euros (en inglés, Single Euro Payments Area, SEPA), una zona en la que se pueden realizar y recibir pagos en euros, dentro y fuera de las fronteras nacionales con las mismas condiciones establecidas.

El proyecto SEPA tiene un ámbito geográfico que comprende los 27 estados miembros de la U.E., así como Islandia, Liechtenstein, Noruega, Andorra, Mónaco, Reino Unido, San Marino, Ciudad del Vaticano Estado y Suiza. SEPA facilita el acceso a los nuevos mercados permitiendo que los pagos en euros entre cualquier cuenta ubicada en la zona de aplicación, se realicen de manera rápida y simple como las transacciones que ocurren dentro de un solo país.

¿A qué afecta el proyecto SEPA?

Los clientes con una cuenta, una tarjeta y con instrumentos de pago similares, pueden realizar pagos fácilmente en cualquiera de los 36 países de la zona SEPA. Por lo tanto, se pueden usar las cuentas y tarjetas de un país para pagar y disponer de efectivo en el conjunto de países que conforman la zona.

Los instrumentos de pago que involucran el proyecto SEPA son:

  • Transferencias
  • Adeudos directos (antiguas domiciliaciones bancarias)
  • Tarjetas

Desde agosto de 2014 toda la banca utiliza el IBAN.

Cuando se ejecutó el proyecto SEPA también se exigía que la cuenta estuviera acompañada del código SWIFT o BIC (código de identificación bancaria) para operaciones transfronterizas ya que permitía reconocer las entidades que operaban. Actualmente este código ya no se exige entre países SEPA, pero si es necesario para operaciones internacionales donde intervengan otros países que se encuentran fuera del área.

El código de la sociedad para las telecomunicaciones financieras interbancarias mundiales denominado SWIFT, es un código internacional que usan los bancos para las transacciones financieras internacionales y está estructurado en una serie de 8 u 11 dígitos. En el caso de BBVA es BBVAESMM.

Los códigos IBAN y los códigos SWIFT, son dos métodos estandarizados y reconocidos internacionalmente para identificar cuentas bancarias cuando se realiza una transferencia de un país a otro. La diferencia radica en lo que el código SWIFT se usa para identificar un banco específico durante una transacción internacional, mientras que IBAN se usa para identificar una cuenta individual involucrada en la transacción internacional.

Finalmente, puedes obtener el IBAN en el extracto de cuenta, en las comunicaciones de los bancos, en las aplicaciones de banca electrónica y en cualquier otro instrumento financiero.