Necesito un préstamo urgentemente, ¿qué debo saber antes de siquiera solicitarlo?

Puede decirse que en España, el término “crédito personal urgente” no existe, lo que sí hay son entidades que ofrecen créditos rápidos y mini créditos destinados a personas que requieren financiación rápida ante circunstancias de emergencia. Descubre cómo acceder a esta modalidad de préstamos al consumo.

Crédito Cantidad máxima y plazo Condiciones
Pago de deudas y reducción de pagos mensuales Ver
500 € en 30 días Ver
800 en 30 días Ver
2000 € en 6 meses Ver
300 € en 30 días Ver
300 € en 30 días Ver
300 € en 21 días Ver
que bueno 300 € en 44 días Ver
850 € en 30 días Ver
750 € en 30 días Ver
750 en 90 días Ver
400€ en 61 días Ver
400 euros a 62 días Ver
1000 euros para pagar en 31 días Ver
10.000€ Ver
300 € en 26 semanas Ver
500 € en 4 meses Ver
1000 euros en 90 días Ver
750 € en 90 días Ver
2000 en 12 meses Ver
kreditiweb Hasta 50.000 € en 84 meses Ver

Al igual que los mini créditos, los créditos rápidos son la modalidad de préstamos al consumo destinados a solucionar necesidades económicas imperiosas. Sin embargo, aprovechar sus ventajas demanda conocer a fondo todo lo que implica antes de la solicitud.

Requisitos legales, flexibilidad, nivel de confianza, período de devolución y tasas de interés, figuran entre los aspectos a cuidar antes de tomar la decisión. Para facilitarte las cosas, te ofrecemos una comparativa en la que analizamos por ti, algunos de los productos financieros más destacados.

Préstamos al consumo, el primer paso para entender distintas formas de financiamiento

Si eres español, reconoces el término créditos al consumo como vías de financiación pactadas con una entidad a través de un contrato; dentro de ellos, figuran los denominados préstamos personales urgentes.

Ahondando un poco más en la definición, un préstamo o crédito al consumo se refiere a los productos financieros diseñados para suplir compras de productos o abonos de servidos, pudiendo ser solicitados en entidades bancarias o Establecimientos Financieros de Crédito (EFC) entre los 200 y 75.000 euros.

Por su parte, el préstamo personal, igualmente denominado “clásico”, corresponde a una categoría de los anteriores, refiriéndose al importe aprobado por una entidad bancaria o EFC, que deberá ser devuelto al final de un plazo estipulado mediante cuotas acordadas en un contrato, junto a los intereses correspondientes.

¿Qué es un crédito personal urgente y para qué sirve?

Básicamente, el término “créditos personales urgentes” no existe dentro del territorio español, lo que sí encontrarás son cientos de formas para solicitar financiación en bancos y EFC ante una emergencia, naciendo el concepto de créditos o préstamos rápidos, mismos que se caracterizan por:

  • Ser ofrecidos por compañías privadas
  • Suelen tener un importe de 5.000 euros como límite
  • Tipo de interés entre el 2 y el 5 % mensual
  • Plazo de devolución que puede alcanzar hasta tres años
  • Pueden ser solicitadas por personas inscritas en el ASNEF o RAI.

Sin embargo, estas condiciones están sujetas a la entidad que ofrece el préstamo, muchas de las cuales parten del 20% TAE, que bien puede alcanzar el 3.000% si se alarga la devolución, por lo que no retornar el importe en el plazo estipulado puede salir bastante costoso.

¿A quién se destinan los préstamos urgentes?

A grandes rasgos, es la forma de financiación indicada para quienes necesitan salir de un problema imprevisto, por lo que si demandas dinero de forma urgente, es el producto adaptado a tu medida, pudiéndose conseguir entre 15 minutos y 48 horas, solo considera que su rápida aprobación será proporcional a los intereses.

Ventajas y desventajas del préstamo personal urgente

Es necesario enfatizar que con “préstamo personal urgente” nos referimos específicamente a dos vías de financiamiento claras: los créditos rápidos y los minicréditos.

Aunque ambos comparten el auge de su demanda y el incremento de empresas privadas que los ofrecen, la diferencia entre uno y otro radica en la forma de devolución del préstamo y los requisitos exigidos, por lo que conocer sus pros y contras, requiere analizarlos por separado.

Créditos rápidos

Discrepando de los minicréditos, en los créditos rápidos la devolución del dinero se hace de manera fraccionada; asimismo, si bien no demandan disponer de una nómina, su aprobación requiere la verificación de ingresos estables. Entre sus principales puntos a favor se contemplan:

  • Prescindir de la necesidad de explicar el motivo que origina la solicitud de préstamo.
  • Disponibilidad del dinero en un máximo de 48 horas.
  • Posibilidad de solicitar vía internet o por teléfono.
  • Rara vez exigen avales, nóminas o inmuebles como garantía.
  • Amplio rango en lo que respecta a la cantidad del importe, al igual que de los plazos de devolución.
  • Concesión inmediata para clientes con nómina o pensión.
  • Oportunidad de solicitarle cualquier día del año, las 24 horas

En resumidas cuentas, la solución idónea si necesitas dinero urgente y no tienes tiempo para lidiar con los retrasos de aprobación de préstamos personales otorgados por entidades bancarias tradicionales.

Desventajas

  • Producto financiero adecuado para cantidades elevadas.
  • La tasa de interés anual puede alcanzar el 20% de manera inadvertida
  • Alta volatilidad de los intereses por retrasos en los plazos de devolución.
  • Solicitud de ingresos estables y documentación cuando la cantidad de dinero es elevada.
  • La presencia en la lista de morosos, sea ASNEF, RAI o CIRBE puede comprometer su concesión.
  • El cobro de elevadas comisiones y la posibilidad de subir el interés ante la mínima incidencia, forman parte de las letras pequeñas.

Minicréditos

Es el tipo de financiamiento online normalmente ofrecido por compañías Fintech, a quienes necesitan un préstamo inmediato sin demasiadas complicaciones. El importe suele ser pequeño (300 euros), mientras que el plazo de devolución oscila entre los 30 a 3 meses dependiendo de la cantidad y el perfil del solicitante.

Sus ventajas son:



  • Contratación online con posibilidad de recibir el dinero hasta en 15 minutos.
  • No exigen muchas explicaciones, nominas o avales para su concesión.
  • Algunas compañías no limitan la aprobación a solicitantes que forman parte de un registro de morosos.

Desventajas:

  • Elevados intereses, alcanzando una TAE de hasta el 1000%.
  • Inadecuados para pagar deudas, ya que es bastante probable terminar en una lista de morosos o más endeudados.
  • El retraso de los pagos supone asumir un interés que ronda el 1% diario, y se eleva aún más, si la compañía no es notificada.
  • Comisiones por impago, se suman a los intereses.

¿Qué es el ASNEF y cómo influye en los créditos personales urgentes?

La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros ASNEF, se encarga de registrar a las personas que incurren en el impago de sus deudas; su listado de morosos incluye a clientes tanto de la banca como de aseguradoras y compañías de financiación.

La facilidad con la que se ingresa a la lista, solo se compara con la dificultad que se enfrenta al querer salir, y es que algo tan simple como no pagar una factura telefónica, puede privarte de la posibilidad de adquirir un equipo a plazos.

Al momento de ser incluido, recibirás una notificación alertando de contar con 30 días para pagar o solicitar la cancelación de datos.

La relevancia de esto, respecto a los créditos personales urgentes, es que habilita legalmente, a que las compañías Fintech presten dinero sin supervisión del Banco de España, encareciendo sus préstamos como mejor les convenga, a clientes cuyos nombres están registrados en las listas de ASNEF.

Pasos para tramitar un crédito personal urgente en España

De acuerdo a las regulaciones europeas, la firma online tiene actualmente la misma validez que si se estampara de manera presencial; si bien cabe la posibilidad de que algunas entidades difieran en cuanto a requisitos, los pasos que deberás seguir al momento de solicitar un crédito personal urgente son:

  1. Utilizar simuladores: teniendo claro el importe que necesitas y el tiempo en el que pretendes devolverlo, tu mejor opción es comparar las propuestas de las diferentes entidades y compañías, siendo sus simuladores la herramienta idónea para efectuar los cálculos.
  2. Completar el formulario online: seleccionada la financiación que más se ajuste a lo que necesitas, la plataforma te redirigirá hasta su formulario, el que completarás con los datos pertinentes.
  3. Verificar la información y adjuntar los documentos requeridos: luego de llenar el formulario, la entidad querrá corroborar la identidad y que disponga de una IBAN. Adjunta los documentos solicitados y espera a que se analicen junto a tu ratio de endeudamiento.
  4. Leer detenidamente el contrato antes de firmar: de haber sido aprobado tu crédito, recibirás en tu correo electrónico el contrato, léelo con calma y de estar conforme, firma y envía nuevamente a la entidad.
  5. Espera el traspaso: recibido el contrato se formaliza el préstamo, por lo que el proceso continúa con la orden de traspaso en tu cuenta por la cantidad solicitada, momento en el que comienza a correr el plazo acordado para su devolución.

Es importante enfatizar que estar incluido en ficheros como ASNEF, requiere la demostración de ingresos, además de endurecer las condiciones de aprobación, llegando igualmente a cuadriplicar el importe original. Ante ello, conviene mejor salir de los listados y solicitar otra clase de financiamientos.

¿Cómo distinguir un crédito personal urgente de una estafa?

Entre las alternativas disponibles para diferenciar un crédito serio de una estafa está el contrato; cuando se trata de préstamos ofrecidos por entidades reguladas por el Banco de España, el documento incluirá por regla:

  • Información general sobre el crédito, incluyendo cantidad inicial, plazo de devolución, cuotas y el importe total a devolver.
  • Comisiones que se aplican con sus respectivos importes, así como los intereses TIN, TAE y de demora.
  • Posibles vinculaciones verificando la posibilidad que las condiciones se mantengan a lo largo de la vida del préstamo.

Quedan prohibidas cláusulas abusivas haciendo imperioso echar un vistazo previo a la firma del contrato, de la normativa de defensa de consumidores y usuarios.

Cualquier préstamo que no esté bajo la jurisdicción del Banco de España debe despertar tu alerta, de ahí que al momento de escoger una entidad para gestionar un minicrédito, será necesario que compruebes que se encuentra inscrita en la Asociación Española de Microcréditos (AEMIP).

Recomendaciones al momento de contratar un crédito personal urgente

Estafas y engaños están a la orden del día cuando se trata de adquirir un préstamo online, de ahí que nuestra recomendación es que te mantengas alerta y verifiques que el producto cumpla ciertos parámetros para garantizar la seguridad:

  • Claridad en la información: desconfía de cualquier préstamo que se anuncie como “totalmente gratis”, ofrezca puras ventajas o se ofrezca a eliminarte del ASNEF; tienes derecho a conocer los detalles por escrito de las condiciones, especialmente las vinculados a los riesgos que asumes.
  • Nunca pagar por adelantado: el pago de comisiones por gestión o adelantos, representa la forma clásica de estafar por internet, nada de abonos previos por más mínimos que sean.
  • Elegir servicios españoles: que el prestamista sea español implica que conocen la legislación y la situación económica en cada comunidad del país.
  • Verificar el entorno online: aunque parece obvio, a veces lo más evidente es lo que se pasa por alto; corrobora que la barra de dirección web sea correcta y segura es decir que comience con “https" y disponga del candado verde.

¿Qué tan recomendable es solicitar un préstamo urgente?

Luego de la recesión originada por la crisis económica mundial que iniciará en el 2008, las entidades bancarias se endurecieron respecto a condiciones para otorgar préstamos, como consecuencia, se incrementó el surgimiento de empresas que ofrecen créditos online.

Serán fiables los prestamistas privados siempre que tomes en cuenta las debidas precauciones. Antes de firmar el contrato, lee detenidamente toda la información y asume el compromiso sabiendo que podrás devolver la cantidad solicitada en los plazos estipulados, de lo contrario, terminarás peor que al principio.